Ads 468x60px

Perfiles Reactivos en las Organizaciones

Más personas comparten con nosotros sus experiencias con compañeros o jefes de actitud reactiva en las organizaciones, cuéntenos su caso.

Yessica

- Era una compañera de trabajo; tenía comportamientos agresivos hacia el trabajo con los demás y juzgaba cada una de las decisiones que yo tomaba. En algunas ocasiones, esta persona al conocer un poco más los procesos de trabajo por su antigüedad, se acercaba a evaluar mi desempeño y luego comentarlo con el jefe de forma negativa, logrando con esto llamados de atención para mí.

De la misma manera, era una disociadora que estropeaba mi relación con mis compañeros y los alejaba de mi, por lo que finalmente decidí dejar el empleo, sentía mucha tensión.

Diego

- Yo conocí una persona reactiva que se comporta de la siguiente manera:

• Cuando uno le habla no deja terminar, corta la comunicación.
• Está a la defensiva todo el tiempo.
• Se altera con facilidad
• No piensa antes de hablar

Yolanda

- Conozco una persona reactiva activa; siempre pone una barrera para desarrollar un objetivo propuesto. Cuando se busca la forma de corregir esa barrera, ella pone otra. Es una persona disociadora que busca que el equipo no se cohesione.

Darly

- Conocí una persona reactiva que se comportaba así:

Si su equipo de trabajo hacía propuestas para mejorar los procesos, ella las exponía como si fueran suyas y no daba crédito a su gente.

Se molestaba cuando alguien del equipo hablaba con personas de otras áreas; pensaba que perdía su tiempo en bobadas y que podía ir con chismes de su equipo de trabajo.
Permanente tenía conflictos con los líderes de todas las áreas, ya que para ella, su propia forma de pensar era la única cierta y válida sobre las demás.

Agredía con palabras las personas con que trabajaba y con la gente de la organización en general.

El equipo no le tenía confianza si no miedo y preferían no hablar ni decir las causas por temor.

Carlos

- He conocido una persona reactiva porque se comportaba así:

Hipocondríaca: Está enferma todo el tiempo y todo su stress lo somatiza en enfermedad.

Tóxica: En este caso era una subordinada mía pero me generaba tanto malestar con su actitud que tuve varias semanas si poder dormir muy bien.

El día de mi cumpleaños todo el mundo me cantó y ella ni siquiera me saludó, generaba comentarios disociadores con mi jefe. Me negaba como jefe y si necesitaba permisos no me los pedía a mí, sino a mi superior.

Gustavo

- Conocí una mujer tenía el cargo de jefe. Su actitud era de temor al momento de asumir posiciones; no dejaba hacer intervenciones de su equipo.

Una mujer de 35 años de años, soltera, sin hijos y con posibilidades económicas bastante altas. Durante todo el día se está quejando de todo lo que pasa a su alrededor; se queja del estilo de liderazgo de sus jefes.

Habla mal de todas las personas del equipo, haciendo juicios falsos sobre los demás. Crea mal ambiente laboral rompe las relaciones interpersonales, contagia a todo el equipo con sus constantes comentarios negativos.

La principal característica de esta persona es la disociación, pero tiene más conductas reactivas.

Isabel

- La persona reactiva que conozco se comportaba así:

• Ante una nueva propuesta, siempre ponía peros
• Le molestaba que los otros dieran mejores resultados
• Tenía frecuentes cambios de estado de ánimo con episodios explosivos
• En su equipo de trabajo creaba subgrupos a través de la disociación
• Esperaba que quienes realizaban trabajos para él sufrieran para conseguirlo
• Su lenguaje era sarcástico

Daniel

- La persona reactiva que conocí se comportaba así:

• Establecía metas que no alcanzaba ni él
• Le gustaba dividir al grupo hablando mal del otro con cada uno
• Explotaba en un segundo, insultando a todos
• Le gustaba que todo el equipo estuviera detrás de él rogándole
• Disfrutaba cuando todo el equipo para hacer un trabajo, se quedaba hasta tarde y trabajaban los fines de semana
• Utilizaba la intimidación
• Cambiaba de estados de ánimo en minutos
• Si alguien contaba algo, a él le había pasado algo peor
• Desestabilizaba muy fácil a varios integrantes del grupo

Camilo

La persona reactiva se comportaba así:

• Ponía peros o problemas a cada una de las ideas nuevas que se daban
• Siempre ponía un no o un pero si, cuando se planteaba algo
• Esa tóxico, ya que influía en otros para crear descontento en el equipo
• Buscaba que siempre le resolvieran todo, incluso cuando sabía cómo hacerlo
• Propiciaba el chisme de pasillo

Zamira

- Considero que esta persona era reactiva por los siguientes comportamientos:

• Cuando algo no le parecía, manoteaba sobre el escritorio (Neurótico)
• Expresaba que el grupo que el grupo que lo rodeaba no servía para nada
• Hacía juicios sobre las personas considerando que eran poco inteligentes
• Se consideraba superior a los demás
• Era muy negativo ante las nuevas propuestas
• Intimidaba a los demás con quitarles el puesto

Dora

- Este personaje es coordinador de nómina con más de 10 años desempeñando la misma labor, cuenta con la confianza y apoyo del gerente, lo que conlleva a que toda la información manifestad por él tenga validez y repercuta en el equipo de trabajo de toda el área.

Teniendo en cuenta lo anterior, esta persona disocia, critica y aparte de todo, no entrega el conocimiento para que su equipo pueda desarrollar de una manera efectiva su gestión; adicionalmente, ninguno de los miembros del equipo tiene proyección ni mayor crecimiento a nivel de conocimiento y manejo de información.

Es una persona que siempre le pone obstáculos a la realización de nuevos proyectos. Para ella nunca es fácil salirse de los parámetros establecidos. Siempre le pone barreras a las personas que tienen nuevas ideas y que quieren sobresalir por encima de ella.

Se ha desarrollado empíricamente, por lo tanto no cree en que alguien quiera formarse, para ella eso no sirve para nada.

Esta persona se aísla del grupo, se esconde, siempre está inconforme, no da ideas, tiene fachada de pasivo con apariencia de inequidad; es inseguro y apático a actividades grupales. Siempre está a la defensiva.

No sigue el conducto regular; tiene miedo de enfrentar al jefe directo y por esto lleva a otras áreas (Desarrollo humano) información distorsionada. Pone barreras de comunicación.

Rocío

La persona reactiva que conozco es un líder de un grupo comercial que tiene actitudes agresivas, quiere ser siempre protagonista y todo el tiempo está hablando de sus experiencias porque siente que son las mejores.

Es autoritario, y manifiesta su autoridad con amenazas, genera conflictos de algo que ni siquiera ha existido, grita y ofende a las personas. Habla mal de los colaboradores y dice cosas que no son ciertas.

Siempre es el primero en llevar quejas al gerente para quedar bien con él y no enfrenta sus propis comentarios, quiere ser el único en todo y que siempre le reconozcan sus esfuerzos como los mejores e insuperables.

No sabe escuchar y no le importa las necesidades de los demás porque sigue reglas que él mismo crea y que van en contra de la dignidad de las personas que están cerca; se cree víctima de los demás.

Es una persona totalmente negativa, no ve las cosas positivas de las situaciones, un pequeño problema lo convierte en algo muy grande, no genera soluciones y las soluciones que otros dicen no las acepta; es muy terco en lo que piensa, no es fácil hablar con esta persona porque pone barreras y tiende a mostrarse como la víctima de todo, ejemplo de las cosas que dice: Todos me odian, nadie me apoya, nadie me ayuda, nadie me entiende.

A veces logra que el equipo de trabajo choque y genera un ambiente laboral pesado. Sin embargo, a veces acepta sus errores y aparenta entender la situación pero días después ocurren situaciones o problemas y esta persona reacciona nuevamente mal.

Es una persona que a todo lo que se le propone siempre tiene un argumento negativo y razones del por qué no se pueden hacer las cosas, siempre tiene en sus labios el humor negro para decirle a los demás, según ella, “brutos” sin necesidad de decirlo directamente.

Un dicho muy común que utiliza ante los problemas que se presentan a diario en el manco es “Lo mordió la vaca” como diciendo “de malas”, yo no voy a mover un dedo para solucionarlo porque no es problema mío.

A pesar de que con los subalternos se comporta de esta forma, con los superiores siempre demuestra ser una persona frágil y obediente y su forma de dirigirse a ellos es con la palabra “Jefe”, nunca les dice por el nombre sino que emplea esta palabra porque se siente que es menos que ellos y que hay que darles el lugar de “Jefes” en todo momento.

Wilson

- En mi área de trabajo está el caso del perfil neurótico, esta persona no escucha a los demás y lo único que hace es gritar. Cada vez que un cliente interno le solicita un requerimiento grita y se hace el sufrido. Llora, grita y lanza maldiciones todo el tiempo sin ver las personas que están a su lado.

Elsa

- La persona reactiva que conozco es un disociador. Es un sujeto que entra en conversación amigable y una vez se hace tomar confianza entonces habla mal de los compañeros y en el momento que la persona responde o se muestra de acuerdo con algún comentario, entonces va y le dice a la jefe que esa persona está o que se entienden. ve el mal de los otros.

Ejemplo: En una oficina llegaron dos niñas nuevas que se hicieron amigas y esta persona en una conversación las comparó con otras 2 personas que habían despedido que eran muy unidas pero cometieron fraude.

El comentario fue: “Oye estas niñas nuevas están iguales que xxx y xxx que echaron” y la otra persona lo único que respondió: “Sí” pues yo veo que se entienden.

Entonces la reactiva disociadora fue donde la jefe y le dijo: “mmm ella xxx está diciendo que las niñas nuevas son igualiticas que las que salieron y como que tienen las mismas actitudes ¿Quién sabe con qué salgan? La jefe llamó a esta persona y delante de toda la oficina le llamó la atención diciendo que esos comentarios estaban fuera de tono y que ella no tenía derecho a juzgar a dos niñas nuevas y menos compararlas con las que habían despedido.

Gloria

- Cuando entré a la banca empresarial el jefe me decía:

• Si no alcanzó su hora de almuerzo, lo siento ya no sale.
• Estoy cansado de su preguntadera
• Usted no tiene por qué llamar, yo indago y le cuento
• Cuando estaba de buen humor saludaba, cuando no, no lo hacía.
• Me decía que fuera hasta donde me tocaba que no me metiera en donde no debía
• No le gustaba que le argumentara que su idea no era
• Le gritaba a uno delante de toda la gente
• Los memorandos los resaltaba con rojo cuando había una inconsistencia
• A otra compañera siempre la hacía llorar hasta el punto que casi renuncia

Ricardo

- Es el típico personaje queridísimo con todo el grupo pero que cuando está por separado con un miembro del grupo se dedica a crear cizaña en las personas.

El caso que conocí era una niña que llevaba muchos años en el banco y que le gustaba estar bien con todos y es muy querida, pero x día me di cuenta que como yo era la jefe, ella decía cosas como: …están diciendo que fulanito siempre llega tarde…ó, un cliente me manifestó que x personaje es siempre muy grosero…y lo único que buscaba era indisponerme con todo.

Hasta que me di cuenta de lo que estaba pasando y un día en una reunión les dije que a partir de ese momento cualquier comentario, queja o reclamo de algún compañero debían decírmelo en la reunión de grupo, esto para evitar indisponerme con ella.

Mercedes

- Yo conocí una persona reactiva que era así:

• Le gustan los chismes y hacer pelear a los compañeros
• Daña el equipo de trabajo
• Se la pasa peinando al jefe y llevando chismes
• Mala con su trabajo pero se gana las cosas con otros medios.
• Le gusta trabajar sola
• Se cree lo mejor
• Siente envidia por los triunfos y logros de los demás
• Toma permisos porque al perro le da stress

Marleni

- Actualmente tengo una compañera de trabajo, más exactamente de puesto que cumple con el perfil de persona reactiva tóxica, ya que siempre quiere generar conflicto, piensa que ella tiene la razón de las cosas, divulga y publica los errores que uno comete.

Siempre quiere complicarle la vida a los demás, incluso llega a intimidar a las demás personas para evitar que le pidan favores. Tuve la necesidad de hablar con ella por un conflicto que tuvimos pero el cambio le duró muy poco, entonces opté por tratar de evitar problemas y cuando ella tiene una idea, así no tenga la razón, lo que hago es evitarla.

Es tan complicada que con el hecho de su presencia predispone al equipo; trata de agredir a las personas para hacerlas quedar mal en frente de todo el departamento.

Humberto

- Yo conocí a una persona a la que no se le puede hablar porque todo lo que los demás hablan y hacen está mal; sólo lo que ella sabe y dice se impone sobre el grupo y quiere que todas las personas le rindan pleitesía.

Cuando está a cargo del grupo aprovecha la situación. Debe uno llevarle la idea porque de no ser así, se tiene problema. Sabe como ofender sin decir una grosería y ridiculiza a los demás con una sutileza enorme. Llega tarde y tras de todo, llega brava.

Edwin

- Conozco a una persona reactiva que todo el tiempo vive enojada, no le gusta hacer nada, odia lo que hace. Siempre dice tener la razón, nunca se equivoca, el trabajo de los demás está mal y logra los resultados sin importar cómo los obtiene.

No le gusta trabajar en equipo, siempre está a la defensiva y le gusta hacer pelear a sus compañeros y es un perfeccionista dogmático.

Milena

- Tuve un compañero llamado Leonardo, el cual, aunque al principio era una persona que se mostraba compañerista y sociable, una vez pasó el tiempo y se daba a conocer más, las personas que trabajábamos con él nos empezamos a dar cuenta de su comportamiento neurótico y a la vez disociador.

Al final nadie en el grupo quería trabajar con él y lo único que hacía era ponerle trabas al funcionamiento del grupo, siendo un poco rudo y a veces hasta agresivo.

Cuando tenía alguna oportunidad trataba de influenciar a cada uno de los integrantes del grupo para que nos volviéramos en contra de nuestros compañeros. Finalmente, el grupo no lo aceptó y él terminó por retirarse de la entidad.

Wilson

-Es una persona que se concentra en sabotear al otro cuando comete algún error, es sarcástico y busca ridiculizar a los demás. Cree que las gana todas con esa actitud. Manipula de forma muy sutil las situaciones de tal manera que las personas estén a su favor. Busca someter y frecuentemente discute sobre quién tiene la razón.

Quiere tener permanente control sobre las situaciones y las personas. Le disgusta cuando las cosas no se hacen a su modo. Siempre tiene una respuesta para todo así sea verdad o no, es un egoísta.

Hilda

- Tuve que sufrir con las actitudes reactivas del asistente de mi jefe por 2 largos años. Esta persona se creía más que el jefe y nunca está satisfecho con nada, tenía que encontrar algo para poder decir que había cosas malas y ojalá en público para hacer quedar mal a la persona y quedar bien ella a los ojos del jefe.

Esta persona era cambiante, tenía días misteriosos en los que era amable, saludaba y todo, pero al rato o al otro día era el ogro de siempre, sin importar si se le discutía, se le llevaba la cuerda o se le ignoraba.

Sentía envidia de la persona que cumplía la mayoría de sus metas y se llevaba bien con sus compañeros y jefe, como era mi caso, así que a mí me detestaba con todas las fuerzas de su alma y me hacía la vida de cuadritos por lo que fuera, si no había algo real se lo inventaba, le hablaba mal de mí a mi jefe y aún peor a mi equipo de trabajo para tratar de indisponerlos.

Ella mentía con facilidad y yo tenía que cuidarme mucho en todo dejando soportes para que no pudiera hacer nada. Si algo se presentaba por pequeño y fácil de solucionar ella lo agrandaba y lo hacía saber a todo el que podía agregado comentarios mal intencionados.

Cuando estábamos a solas era muy agresiva conmigo y en público disimulaba y hasta intentaba hacerse la amable. Sufría cuando me hacían reconocimientos o me felicitaban por mis logros, siempre trataba de opacarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada