Ads 468x60px

¿Cómo identificar a una persona reactiva en su grupo de trabajo?


A veces creemos que parte del estrés del trabajo consiste en compartir nuestro ambiente de trabajo con personas altamente agresivas u ofensivas, sin embargo, los sitios de trabajo deben ser lugares en donde las personas proyecten sus talentos



Por definición, las personas reactivas (pueden ser llamadas tóxicas) son aquellas cuyo efecto sobre cada uno de nosotros es dañino a nuestra salud, generalmente son personas de escasos valores y una alta disposición para destruirnos como personas, por decirlo así, vivencian su odio de forma sanguínea hacia quienes les rodean.


¿Cómo saber quiénes son?

Haga memoria y recuerde aquella ocasión en donde la indignación que le causó un comentario de alguna persona no le permitió dormir… lo recordó, bien, ese día usted habló con una persona tóxica. He aquí algunas de sus características:

1. Causan lesiones emocionales por largos periodos de tiempo.

Podrán pasar los días pero usted retornará con facilidad a la cicatriz emocional que le dejó el encuentro con ese personaje.

2. Profesan un profundo sentido del desprecio hacia quienes les rodean.

No necesitan hablar, una mirada y usted percibirá el halo de odio y desprecio que profesan hacia quienes están a su derredor.

3. Mantienen un estado de prevención que los hace altamente agresivos.

Agreden sin provocación y al menor descuido, cualquier asomo de humanidad lo leerán como debilidad para atacarle.

4. Procurarán atacar sus escalas de valor.

Lo que a usted le provoca alegría a ellos les causa envidia y ganas de agredir. No pueden frenar un impulso muy de su interior a burlarse o agredir sus creencias o lo que usted valora, bien sea su familia, sus logros, entre otros.

¿Por qué son así?

En el fondo los tóxicos son frágiles, han sido altamente maltratados y han construido en su interior un profundo vacío afectivo que esperan llenar con el sufrimiento de otros.

Las personas tóxicas son como las medusas: altamente venenosas en la medida en que sean más frágiles.

¿Qué hacer frente a ellos?

• No es sano estar cerca a una persona tóxica. No pretenda acompañarla en su proceso, requieren de un profundo proceso reflexivo y de perdón.

• Así que no se acerque. Procurará hacerlo su víctima y cuando usted menos lo piense habrán convertido su vida en una ruina.

• Su proceso de perdón es personal y no de otros. Así que mantenga una posición asertiva frente a ellos, no les permita agredirle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada